Nací en Nottigham en 1985, no recuerdo mucho de mi infancia pero si recuerdo la lluvia, mi abuela tenía una granja en Totemhunk y solía decirme que Dios estaba en la lluvia. Al acabar el colegio ingresé en un instituto para chicas. Fue allí donde conocí a mi primera novia, se llamaba Sara. Recuerdo sus muñecas, eran preciosas. Creía que nos amaríamos eternamente. Recuerdo que nuestro profesor decía que era una fase adolescente, que pasaría. A Sara se le pasó... a mi no. En 2002 me enamoré de una chica llamada Cristina. Aquel año se lo dije a mis padres. Fui capaz porque Cristina estuvo a mi lado cogiéndome la mano. Mi padre no podía mirarme, me dijo que me fuera y que no volviera jamás. Mi madre no dijo nada. Solo les había dicho la verdad, ¿tan egoísta fuí?
Nací en Nottigham en 1985, no recuerdo mucho de mi infancia pero si recuerdo la lluvia, mi abuela tenía una granja en Totemhunk y solía decirme que Dios estaba en la lluvia. Al acabar el colegio ingresé en un instituto para chicas. Fue allí donde conocí a mi primera novia, se llamaba Sara. Recuerdo sus muñecas, eran preciosas. Creía que nos amaríamos eternamente. Recuerdo que nuestro profesor decía que era una fase adolescente, que pasaría. A Sara se le pasó... a mi no. En 2002 me enamoré de una chica llamada Cristina. Aquel año se lo dije a mis padres. Fui capaz porque Cristina estuvo a mi lado cogiéndome la mano. Mi padre no podía mirarme, me dijo que me fuera y que no volviera jamás. Mi madre no dijo nada. Solo les había dicho la verdad, ¿tan egoísta fuí?
Compartir: