No hace falta valor para apretar un gatillo, pero sí para madrugar cada día y vivir de tu trabajo.
No hace falta valor para apretar un gatillo, pero sí para madrugar cada día y vivir de tu trabajo.
Compartir:
Género: Drama