- ¿Eres una especie de maníaco?
- Estoy seguro que eso dirán, pero ¿con quién, si no es indiscrección, hablo?
- Me llamo Evy.
- ¿Evy? Con V. Claro, como no.
- ¿A qué te refieres?
- A que yo, al igual que Dios. Ni juego al azar ni creo en la casualidad.
- ¿Eres una especie de maníaco?
- Estoy seguro que eso dirán, pero ¿con quién, si no es indiscrección, hablo?
- Me llamo Evy.
- ¿Evy? Con V. Claro, como no.
- ¿A qué te refieres?
- A que yo, al igual que Dios. Ni juego al azar ni creo en la casualidad.
Compartir: